Protege la información de tus redes sociales con estas cinco recomendaciones

Protege la información de tus redes sociales con estas cinco recomendaciones

Más de 5 mil millones de personas en el mundo tienen algún perfil en redes sociales, acceden diariamente y publican variada información de su vida personal. Si tú también lo haces, en Sanodelucas te damos cinco recomendaciones para usar en forma segura estas plataformas de comunicación.

Para muchos las redes sociales representan principalmente un espacio de ocio, juego o distracción, publicando en ellas fotos, reflexiones, avisos, eventos, y en general, cada momento destacado de sus vidas.

Sin embargo, todas estas publicaciones se componen de información que puede ser muy útil para las personas que se dedican a realizar fraudes y estafas informáticas. Y es que a través de estos datos pueden tener acceso a datos sensibles, tales como tu dirección física y tus rutinas (como por ejemplo, cuando dejas sola tu casa). También pueden inferir tus hábitos de consumo, gustos y pasatiempos, e incluso pueden deducir tus claves de acceso a servicios bancarios o de pago.

Para evitar ser víctima de fraudes, en Sanodelucas te damos cinco recomendaciones para usar en forma segura y responsable tus redes sociales:

  1. Evita entregar información que revele tus rutinas

Aunque te cueste creerlo, existe gente que revisa y analiza los comportamientos de las personas a través de sus publicaciones en redes sociales. Las fotos de vacaciones o salidas, o incluso las de “rumbo al trabajo”, permiten conocer en qué momentos tu vivienda se encuentra sin moradores, lo que puede hacerla un blanco de la delincuencia. También si, por ejemplo, publicas constantemente imágenes de ropa que te compras, podrían intentar estafarte utilizando eso como anzuelo para llamar tu atención. Finalmente, muchas personas publican los nombres de sus hijos, mascotas o fechas relevantes, las que se ha comprobado que tienden a ser las primeras opciones al momento de crear contraseñas para diversos servicios online. Al publicar estos datos, aumenta la probabilidad de que puedan ingresar a tus cuentas y hacer mal uso de tu información.

  1. Cuida la gestión de tus contactos

Se recomienda que nunca aceptes invitaciones de contactos que no conozcas. ¿Acaso le darías a un desconocido una foto tuya? Probablemente no, y en las redes sociales debe ser igual. De hecho, antes de aceptar cualquier tipo de invitación, revisa el perfil de la persona, así podrás descartar si es un fraude, si en realidad no existe alguna conexión contigo, o si pertenece a alguien que está suplantando la identidad de otro individuo.

  1. Revisa la configuración de privacidad de tus cuentas

Es importante que aprendas a configurar adecuadamente las opciones de privacidad de tus perfiles en redes sociales. Define quiénes pueden ver tu información y a qué tipo de datos tendrán acceso. En general las opciones de privacidad vienen desactivadas por defecto y no siempre son fáciles de configurar. Si te complica no saber cómo siempre puedes recurrir a algún video tutorial en Youtube para una clara explicación.

  1. Siempre cierra tu sesión

Asegúrate de cerrar tus sesiones de redes sociales, especialmente si accedes a ellas desde equipos que no sean de tu propiedad o que sean de uso compartido. También hazlo cuando accedas desde redes de wi fi públicas o gratuitas. Aunque pueda parecerte algo básico, este descuido representa uno de los errores más frecuentes que permiten acceso a información privada en la actualidad.

  1. Atención con las aplicaciones que se conectan a tus perfiles

Muchas aplicaciones o juegos online solicitan acceso a tus perfiles de redes sociales o te ofrecen la posibilidad de acceder a través de tus cuentas, especialmente de Facebook. Aunque esto parece ser una opción más sencilla, en realidad estás abriendo un acceso a toda tu información personal por medio de ella. De preferencia, es recomendable que en cualquier situación que te ofrezcan ingresar a través de tus redes sociales, prefieras hacerlo creando una sesión en el sitio e ingresando mediante tu correo electrónico y una contraseña. De esta forma, mantienes dentro de ese sitio toda tu actividad, sin expandirla a espacios donde puedan acceder a información sensible.

Recuerda que en esta época, conocida como “era de la información y del conocimiento”, lo más valioso para las empresas, y también para los estafadores, son los datos y el libre acceso a ellos. Por lo mismo, protege tu información personal, evita compartirla con extraños y vigila cualquier tipo de actividad inusual que pueda llevarte a sospechar que estás siendo víctima de una estafa o un fraude informático.

Ten cuidado al vender o comprar algo por internet

CyberDay 2020: Recomendaciones para realizar una compra responsable y segura

Destacado
Leer todo el artículo

¿Te ha resultado útil?